Textos Literarios Ejemplos, ¿Qué es un Texto Literario, Tipos, Características

Textos Literarios

Textos literarios. Son aquellos en los que lo más importante para su autor es la escritura en sí, por lo que se utilizan recursos lingüísticos y se rompe con las reglas de la escritura para crear así mundos ficticios. En estos textos predomina por parte del autor una intención artística, es decir, que se intenta realizar una creación con fines estéticos. Además, presentan la posibilidad de que el lector le otorgue nuevos y distintos significados a lo escrito, incluso muchas veces presenta un nivel de connotación explícito que propone esto.

  • Concepto: 1) Clase de escritos que se distinguen por su belleza de estilo o expresión, como la poesía, que a diferencia de los tratados científicos no contienen sólo meras certezas. 2) Arte que emplea la palabra como medio de expresión. 3) Conjunto de obras referentes al mismo asunto (en especial si éste es científico o artístico).

La literatura. Es el Arte que utiliza como instrumento la palabra. Por extensión, se refiere también al conjunto de producciones de una nación, de una época o de un Género (la literatura griega, la literatura del siglo XIX, etc) y al conjunto de obras que versan sobre un arte o una Ciencia (literatura médica, literatura jurídica, etc). Es estudiada por la Teoría literaria.

  • Concepto: Conjunto de producciones de una nación, de una época o de un género

Género literario. Sistema que permite la clasificación de obras literarias de acuerdo a criterios semánticos, sintácticos, fonológicos, discursivos, formales, contextuales, situacionales y afines. En la historia ha habido varias clasificaciones de los géneros literarios, por lo que no se puede determinar una categorización de todas las obras siguiendo un criterio común.

  • Concepto: es un sistema que permite la clasificación de obras literarias de acuerdo a criterios semánticos, sintácticos, fonológicos, discursivos, formales, contextuales, situacionales y afines.

Ejemplos de Textos Literarios

Algunos ejemplos pueden ser:

Novelas: estos textos literarios se incluyen dentro de lo que se conoce bajo el nombre de texto narrativo, es decir, que está escrito en prosa en el que un acontecimiento, ya sea ficticio o real, se desenvuelve a lo largo de un espacio y tiempo. Las novelas se caracterizan por ser textos extensos en los hay una acción, una serie de personajes y un espacio y tiempo.

Cuentos: los cuentos también son textos narrativos pero, a diferencia de los anteriores suelen presentar un menor número de personaje y son de corta extensión.

Tragedia: estos textos son considerados dramáticos puesto que presentan un conflicto entre por lo menos dos personajes el cual va evolucionando a lo largo de todo el desarrollo de la obra hasta su desenlace. Las tragedias, además, se caracterizan porque el personaje principal termina destruido moral o físicamente.

Comedia: estos textos también forman parte de los dramáticos pero, a diferencia de las tragedias, tienen un final feliz y un tono con mayor ligereza.

Definición de Literario

El término literario es un adjetivo de tipo calificativo que se utiliza para hacer referencia a todo aquello que se relaciona con la literatura o que tiene algún tipo de vínculo con ella. Literario puede ser un texto así como también un comentario, una forma de pensar, un sentimiento, una expresión, una situación, etc. Todas estas posibilidades tienen que ver con la visión de que tal o cual fenómeno cuenta con características propias de la literatura.

La literatura es una de las tantas artes creadas por el ser humano que basa su estructura en la palabra escrita. La literatura ha existido desde tiempos inmemoriales y se caracteriza por ser extremadamente variada y rica en lo que respecta a formas, estructuras, problemáticas tratadas, etc. Tal como lo dice su nombre, la literatura tiene que ver con las letras, con la formación de sonidos escritos que luego puedan ser leídos y repetidos así eternamente.

Cuando hablamos entonces de algo literario, cuando se aplica a algo o alguien la cualidad de literario, hacemos referencia a todo aquello que tiene que ver con la literatura y que toma de ella elementos, expresiones, formas, etc. Un texto es literario cuando es literatura (por ejemplo, un cuento, una novela, una biografía o una poesía), pero también puede ser literario una forma de entender al mundo, un pensamiento, una expresión dicha oralmente.

En muchos casos, el adjetivo de literario también puede ser aplicado de manera metafórica: cuando no hay necesariamente letras escritas pero sí expresiones o formas de hablar que suenan muy parecidas a las formas que se utilizan en los diferentes géneros literarios. Esto se da especialmente en los espacios en los que no se espera encontrar lenguaje literario, por ejemplo cuando se cuenta una experiencia, cuando se da a conocer una manera de pensar, cuando se divulga un sentimiento, etc.

Características de Textos Literarios

Todas las obras literarias son, en sí mismas, actos de comunicación sumamente estructurados. Hay un emisor (el autor), y un receptor (el lector) y, aunque existen numerosos géneros literarios con sus particularidades y características, existe un código más o menos general a todos, que es lo que conocemos como el lenguaje literario.

Aunque todos los hablantes de una comunidad lingüística utilizan la misma lengua, existen en ella diferentes registros y formas. Una de ellas es el lenguaje literario, que es diferente al lenguaje común. Es normal que, tal como hablan los personajes de una novela, o tal como se describe en ella un paisaje o una situación, no sea la manera en que un amigo le cuenta a otro, en la vida real, lo que ha visto en un viaje. Aunque la intención comunicativa sea la misma, los usos y expresiones que empleamos para llevarla a cabo varían. Pues bien, el lenguaje literario cuenta con las siguientes características:

Plurisignificación: el lenguaje literario da lugar a muchas interpretaciones de un mismo texto, hace descubrir relaciones insospechadas y puede sugerir tantos sentidos como lecturas se hagan. Muchas veces se dice que es distinto leer un mismo libro en dos épocas distintas de la vida, o que cada lector le da a cada libro un sentido distinto. Es, como vemos, una característica propia y fundamental de la literatura.

Connotación: las palabras se cargan de nuevos significados que invitan al lector a dar al texto un sentido que, generalmente, va más allá de su significado habitual, o denotativo. El texto literario sugiere cosas, que a veces están escondidas, entrelazadas, esperando a ser descubiertas por el lector avispado.

Originalidad: este lenguaje huye de expresiones gastadas y típicas. Busca crear nuevas expresiones, nuevas acepciones de palabras, incorpora cultismos y recupera giros populares. En resumen, aprovecha al máximo el sentido figurado y usa los diferentes recursos de la retórica en su máxima expresión (hipérboles, antítesis, ironías, metáforas, etcétera).

Predominio de la función poética: entre todas las funciones del lenguaje, esta es la más utilizada, lo que se refleja en lo siguiente:

Se busca que el lector experimente placer estético al leer, de forma que la expresión se desvía del uso común para que produzca extrañeza y admiración. Se atrae, de esa manera, la atracción del lector sobre el propio código.

Los términos elegidos se seleccionan y combinan teniendo en cuenta previamente algún tipo de equivalencia que se relaciona entre sí. En muchos casos esta equivalencia es fonética, buscando que el sonido asemeje la realidad que se intenta representar (ejemplo: en el silencio sólo se escuchaba un susurro de abejas que sonaba)

El lenguaje se hace recurrente: lo que ya apareció una vez, vuelve a aparecer de nuevo. Es también una forma de que el lector se fije en el propio código y lo encuentre estéticamente placentero. El máximo grado de recurrencia lo encontramos en la poesía, que se compone de una repetición de las mismas estructuras: versos, estrofas…

Tipos de Textos Literarios

Los textos literarios se caracterizan por tener una finalidad poética. En estos textos los autores pueden expresar sus emociones sin ningún tipo de restricción.

Estos textos pueden ser clasificados en tres grandes grupos:

Textos narrativos: en este tipo de textos un narrador narra hechos donde participan personajes, dentro de un determinado tiempo y espacio, siempre en forma de prosa. Algunos ejemplos de estos tipos de textos son cuentos, novelas e incluso narraciones de hechos históricos.

Su estructura suele estar dividida en tres grandes partes, una introducción, un nudo y un desenlace. A su vez pueden diferenciarse tres tipos de narradores:

  1. Narrador testigo: este se halla presente en la narración, pero solo detalla datos perceptibles como movimientos, pero sin conocer absolutamente todo lo que sucede o sucederá.

  2. Narrador omnisciente: este tipo de narradores se caracteriza por conocer y saber todo lo que sucede y sucederá, mismo los sentimientos y pensamientos de los personajes involucrados. Normalmente es utilizada la segunda o tercera persona.

  3. Narrador protagonista: el personaje principal y el narrador es el mismo. La primera persona puede ser tanto plural, como singular.

Textos líricos: este tipo de textos tiene como finalidad expresar sentimientos, generalmente personales. Suele haber un narrador que es el personaje principal, al que se le pueden adherir otros personajes.

Habitualmente estos textos se presentan en forma de verso. A partir de los mismos las frases son separadas y dan lugar al ritmo. La métrica fue establecida según el número de silabas que contienen, se distinguen aquellas que posee ocho, diez o catorce.

Además los versos pueden ser diferenciados según la rima con la que finalizan en: asonante y consonante.

A lo largo de la historia se han desarrollado diversos géneros, sea por los diversos estilos utilizados, culturas que lo han aplicado, o mismo por autores particulares, entre otros motivos. Algunos son el soneto, la oda, el romance, el caligrama y la balada.

Algunos de los recursos literarios más usados son las figuras fonéticas como la paronomasia o la onomatopeya, además la anáfora, la enumeración, las figuras sintácticas como las elipsis, entre muchos otros.

Textos dramáticos: también son conocidos bajo el nombre de textos teatrales. La forma en que se presentan estos textos es a través de diálogos.

Algunos elementos específicos de éstos son:

  1. Escena: estas son las subdivisiones de los actos. Dentro de cada escena se presentan los mismos personajes. Al entrar o salir algún personaje, se cambia de escena.

  2. Acto: es la división de mayor importancia en estas obras. Son delimitadas por el cierre y apertura del telón.

  3. Cuadro: estos también son divisiones pero, determinadas por la escenografía. Al cambiarse el escenario, se cambia de cuadro.

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!