Entrevista: ¿Qué es una Entrevista? ¿Cómo Hacer una Entrevista? La Entrevista de Trabajo y Laboral, Tipos y Ejemplos Cortas de Entrevistas

Entrevista

Entrevista. Comunicación verbal entre dos o más personas con el objetivo de obtener información acerca de determinadas cuestiones.

Concepto de Entrevista

Una entrevista está compuesta por una charla, un diálogo o una conversación donde dos o más personas se reúnen para tratar o resolver un asunto.

Es frecuente al momento de buscar un empleo, que el mismo esté compuesto por una o varias entrevistas previas al ingreso en una empresa. En este caso, la mismas estarán compuestas por exámenes varios de capacidades y aptitudes, evaluando a su vez, la personalidad y la conducta de la persona. A partir de dichas entrevistas, el personal de recursos humanos podrá establecer si es la persona indicada para cubrir el puesto laboral solicitado o tiene otro perfil que puede ser necesario para otra área.

La entrevista se emplea a su vez, para el diagnóstico y para la terapia. El entrevistador deberá ser especialista y tener preparación para la misma, muchas veces las realizan psicólogos, sociólogos o trabajadores sociales. Luego de realizar una serie de preguntas al entrevistado, se podrán establecer distintas problemáticas con las cuales se deberán trabajar para conseguir que la persona supere la situación que puede estar aquejándolo.

La entrevista se aplica para múltiples campos y es uno de los métodos para realizar encuentas. Podríamos categorizar en tres tipos fundamentales: la entrevista cerrada, en la que las alternativas de contestación al que debe ajustarse el encuestado están predeterminadas; la entrevista en profundidad, en la que se hacen concientes los contenidos mentales transformándose en semánticos; y por último, la entrevista semiestructurada, en la que las respuestas son libres, más allá que haya una guia para las preguntas. Su ventaja reside en que permiten obtener informaciones complementarias.

El ámbito periodístico utiliza la herramienta de la entrevista como mediadora entre el periodista y el público; es a partir de ella que se puede llegar a conocer distintas personalidades influyentes del mundo del espectáculo, de la política, de la medicina, de la religión, entre tantas otras.

Definición de Entrevista

Se puede comenzar definiendo el concepto de entrevista como un acto comunicativo que se establece entre dos o más personas y que tiene una estructura particular organizada a través de la formulación de preguntas y respuestas. La entrevista es una de las formas más comunes y puede presentarse en diferentes situaciones o ámbitos de la vida cotidiana.

La entrevista se establece siempre entre dos o más personas (aunque en la mayoría de los casos es suficiente la presencia de dos): alguien que cumple el rol de entrevistador o formulador de preguntas y alguien que cumple el rol de entrevistado o aquel que responde las preguntas. A diferencia de otras formas de comunicación en las cuales la interacción y las preguntas pueden ser formuladas por las diversas partes que componen el acto comunicativo, en la entrevista las preguntas son siempre hechas por una persona y respondidas por la otra. De este modo, el diálogo se vuelve dinámico pero estructurado y formal.

Las entrevistas son un elemento común en ciertas situaciones o circunstancias de la vida cotidiana. Normalmente, el término de entrevista es utilizado cuando los diferentes medios recurren a ella para obtener información, testimonios y opiniones de aquellos que pueden brindarlos. Estas entrevistas realizadas por los medios de comunicación pueden variar en su formalidad, en su duración, en el modo de formular preguntas, en el hecho de si son realizadas en vivo o no, etc.

Otro tipo de entrevistas comunes son las que se realizan en el ámbito laboral en el momento de conocer a un individuo nuevo que puede ocupar determinado puesto y que, por tanto, debe responder una serie de preguntas a fin de dar a conocer su perfil. Las entrevistas laborales son en la gran mayoría de los casos muy formales y elementos tales como la apariencia, el lenguaje, la sinceridad, la rapideza y la actitud en general del entrevistado son fundamentales a la hora de tomar la decisión final.

Tipos de Entrevista

La entrevista constituye el elemento básico para la obtención de información en el proceso de análisis y diseño de sistemas de gestión, realizándose a distintos niveles de dirección en la entidad donde se hace el estudio, por lo que el tipo de entrevista, su contenido y la forma de realizarla estarán en función del nivel de dirección o de decisión de las distintas personas entrevistadas.

Entrevistas abiertas: Se refieren a un tema general escogido por el entrevistador acerca de la información que quiere obtener. Generalmente se realiza a niveles altos de dirección y normalmente se refiere a cuestiones estratégicas, dejando que el entrevistado desarrolle el tema en la forma que considere conveniente.

Entrevistas cerradas: Se ciñen a un cuestionario detallado elaborado por el entrevistador, que contiene preguntas a todos los temas que desee tratar con el entrevistado. Generalmente se realiza a niveles operativos donde se desea conocer detalles de volúmenes, procedimientos, modelos, decisiones operativas, entre otros.

Entrevistas semiabiertas: Constituyen un intermedio entre la entrevista abierta y la cerrada. Contiene temas generales estratégicos y también preguntas concretas de detalle. Se utiliza para los niveles medios de dirección como jefes de Contabilidad, de almacén, de Finanzas, etcétera.

Entrevista Laboral

Entendemos por entrevista laboral a aquel intercambio comunicativo que se da de modo formal con el objetivo de evaluar la experiencia, el posible desempeño, las capacidades o la confiabilidad que un individuo muestra para una empresa, institución o cargo determinado. La entrevista laboral puede tener muchos formatos y ser más o menos relajada dependiendo del ámbito en el que se realice así como también de quién la lleve a cabo, tendiendo a ser mucho más formales y estrictas aquellas que son tomadas por altos cargos de cada institución. La entrevista laboral es el primer paso en lo que se entiende como la formación de una carrera de una persona ya que es el primer y más importante escalón que se debe superar.

La idea de entrevista laboral es relativamente reciente si bien siempre un empleado es evaluado a la hora de ser elegido para un puesto. Sin embargo, el establecimiento de normas, formas de comportamiento, pautas, modismos y estructuras inquisitvas es algo relativamente reciente que tiene que ver con el desarrollo de un amplio mercado laboral en el cual la selección de candidatos debe volverse cada vez más y más específica, limitando las posibilidades sólo a quienes cumplan con el perfil buscado.

La entrevista laboral siempre es importante a la hora de comenzar la carrera profesional de una persona y es por esto que siempre se sostiene que la persona debe causar una muy buena impresión tanto a nivel de su apariencia (mostrarse pulcro, elegante, ordenado y limpio) como también en lo que respecta al nivel de formación (conocimientos o preparación que se posee) y además un muy buen nivel comunicativo que le permita expresarse y manejarse de la mejor manera posible (con respeto, conociendo las formalidades de cada situación, siendo educado y responsable, tratar de mostrarse seguro y tranquilo, etc.).

Entrevista de Trabajo

De las distintas herramientas utilizadas en el proceso de selección, la entrevista de trabajo aparece como la más empleada, muy por encima, con diferencia, del resto (referencias, tests, centros de evaluación, datos biográficos, grafología).

La entrevista de trabajo es la fase definitiva, dentro de cualquier proceso de búsqueda de empleo o de cambio de trabajo. Todos los pasos anteriores como la toma de información, preparación, envío de la carta de presentación y seguimiento de currículo, han estado dirigidos a conseguir una entrevista de selección con la empresa. Es el momento del contacto personal, donde de una forma individual y directa, el entrevistado tiene la ocasión de convencer al entrevistador de que él es la persona idónea para el puesto. "Nos jugamos mucho en poco tiempo".

Una entrevista de trabajo es una actividad clave en el proceso de selección del personal. Se selecciona, como es lógico, a los mejores, y los mejores para las empresas de éxito son aquellos que a más de saber, saben ser y hacer. En las empresas pequeñas, los entrevistadores, por lo general, no son especialistas en la selección de personal, buscan gente, únicamente, que sepan hacer, por lo que, puede influir la química personal entre el entrevistador y el entrevistado, hasta se puede impresionar haciendo algo que sepamos hacer bien; en cambio, en las empresas grandes o en las consultorías de personal, el entrevistador suele ser un experto en recursos humanos, en donde, solo conseguiremos el puesto si somos el candidato idóneo que busca la empresa. En cualquier caso, deberíamos transmitir cordialidad, honestidad, afinidad y nuestra valía personal.

Las características definidoras de la entrevista de selección son que: a) se realiza a partir de un análisis de puestos, b) es uniforme para todos los candidatos, c) los entrevistadores poseen un alto grado de formación específica y d) la decisión de contratación se realiza después de haber desarrollado todas las entrevistas.

¿Qué es una Entrevista? Tipos y Ejemplos de Entrevistas

La entrevista es una charla que generalmente mantienen dos personas o más, pero en la cual una de ellas, en el caso que estemos ante la primera situación, es la que deberá responder a los requerimientos de información de la otra.

La mayoría de la gente suele relacionar la palabra entrevista con un hecho periodístico y está bien que lo haga, porque la entrevista es uno de los géneros periodísticos más tradicionales dentro del periodismo. Sin embargo, si uno se pone a pensar, constantemente, la entrevista forma parte de nuestras vidas, aún no siendo periodistas ni llevando un anotador o micrófono en la mano.

Y esto es porque la finalidad de la entrevista es la de recabar información que no necesariamente tiene que ver con conseguirla para ser publicada en algún medio de comunicación masivo como muchos erróneamente creen.

Por ejemplo, la entrevista, además de para conocer a la gente, o para saber que va a pasar con la economía de nuestro país, no excluyentemente tiene que ser un periodista quien la haga. Es muy probable que, por una cuestión de conocimientos adquiridos y de habilidad por la práctica, el periodista se desempeñe mucho mejor en la formulación de preguntas que le permitan obtener la respuesta precisa que esta buscando.

En el periodismo, la técnica de entrevista corresponde a lo que se llama “género dialógico” donde comparte categoría con el reportaje. La entrevista tiene algunas clasificaciones, según su finalidad. Así, se reconocen a las entrevistas informativas, las cuales buscan obtener información sobre un hecho o acontecimiento en particular; las entrevistas de semblanza, que tienen por finalidad profundizar en la vida y trayectoria de alguna celebridad o personaje conocido, como pueden ser políticos, economistas, artistas del espectáculo, cineastas, o deportistas. Por último, encontramos las entrevistas de opinión, que buscan no sólo la información o dato sobre un hecho o acontecimiento en particular, sino también la opinión o el juicio de valor del entrevistado. Un estilo que ha comenzado desde hace poco tiempo a incluirse en esta clasificación es la entrevista de divulgación, utilizada en general en revistas especializadas sobre algún tema, generalmente científico.

En relación al entrevistado, también se deben tener en cuenta algunos aspectos fundamentales. ¿Porqué elegimos a tal o cual entrevistado y no a otro al momento de realizar una entrevista? Por eso, tenemos una pequeña clasificación también de este sujeto interviniente en la charla. Los entrevistados pueden ser testimoniales, porque han sido testigos de un hecho o acontecimiento específico; o pueden ser personas de autoridad, que conocen acabadamente sobre un tema en particular, o tienen una vasta trayectoria ligada a él. Por ejemplo, un ex presidente puede opinar sobre la economía o política actual de gobierno. Por último, tenemos los entrevistados protagonistas, en este caso, el propio entrevistado es parte del hecho noticiosa, como por ejemplo, cuando se entrevista a un científico por un descubrimiento o avance de la ciencia que este mismo ha logrado.

Sin embargo, las entrevistas son muy utilizadas como les decía más arriba, en otros campos, como ser los de la medicina y la ciencia. Y en los últimos años, cobró una importancia inédita la entrevista laboral, la cual a veces suele ser determinante, según el desenvolvimiento del entrevistado en este caso a la hora de conseguir un puesto de trabajo. Quizás también podamos ejemplificar un estilo de entrevista con las indagaciones policiales o en un momento judicial. En cualquiera de estos casos, la indagación busca obtener declaraciones, datos e informaciones, sea cual sea el ámbito en la cual se utiliza.

¿Qué tipos de entrevistas hay?

En cuanto a la estructura:

Directiva o estructurada: La persona que entrevista dirige la conversación a través de preguntas precisas siguiendo un guión establecido común para todos/as los/as candidatos/as.

No directiva: Es una entrevista no estructurada donde se realizan preguntas abiertas y generales. Se parece más a una conversación. Suscita confianza y espontaneidad.

Mixtas: Mezcla de las dos anteriores. Es la más frecuente. Existe un guión y una estructura básica que el/la entrevistador/a se salta cuando considera necesario.

En cuanto al número de personas:

Individuales: Sólo participan dos personas, el/la entrevistador/a y el/la entrevistado/a.

Colectivas: Existen tres posibilidades:

  1. Un/a entrevistador/a y varios/as entrevistados/as: Se valoran aspectos como la capacidad de hablar en público y cómo nos relacionamos con los demás.

  1. Dos o más entrevistadores/as al mismo tiempo y un/a único/a entrevistado/a: se califica al entrevistado/a a partir del resultado de la información obtenida por cada uno/a de ellos/as. Hay que dirigirse a todos/as los /as entrevistadores/as aunque no pregunten nada.

  1. Dos o más entrevistadores/as y varios entrevistados/as.

En cuanto al número de entrevistas:

Entrevista inicial o preliminar: Se utiliza cuando hay muchos/as candidatos/as. Es una entrevista poco profunda basada en el análisis del currículum y su objetivo es reducir el número de candidatos/as a un tamaño manejable.

Entrevista de selección propiamente dicha: Pretende determinar el valor de cada candidato/a en relación con el puesto a cubrir. Si no ha habido entrevista preliminar, la primera parte es para valorar el currículum y después se profundiza en la motivación, habilidades, competencias y aptitudes relevantes del candidato/a para el puesto.

Entrevista final: Se utiliza cuando quedan pocos/as candidatos/as. En ella se habla de temas más profesionales, se negocian las condiciones de incorporación y salario. Probablemente se conozca a los futuros responsables y en muchos casos son éstos/as quienes tienen la última palabra sobre dos o más candidatos/as valiosos/as.

En cuanto al grado de tensión:

Normal: Persigue la creación de un clima de confianza. Tras el saludo, el/la seleccionador/a intenta disipar la ansiedad que todo candidato o candidata lleva consigo.

Dura: Se intenta probar los nervios del candidato/a para ver cómo reacciona y comprobar su control emocional. Se introducen factores de presión como preguntas agresivas, interrupciones, silencios alargados, expresar dudas acerca del candidato/a o cualquier otro elemento que demuestre su nivel de autocontrol.

Ejemplos de Entrevistas de Trabajo

Cada empresa tiene una metodología para entrevistar, pero hay unos formatos básicos que te ayudarán a estar preparado.

Entrevista dirigida:

Es el formato más utilizado por las personas de recursos humanos, sigue un patrón estructurado de preguntas establecido con anterioridad. El entrevistador realiza las preguntas durante la entrevista de trabajo de manera concisa y a medida que va haciendo las preguntas, va también haciendo anotaciones sobre las respuestas del candidato, que también deben ser de manera concreta.

Entrevista no dirigida:

Este tipo de entrevista de trabajo es utilizado, por personas que por lo general no son profesionales en recursos humanos, se caracteriza por no ser estructurada y permite al candidato tomar la iniciativa y hablar del aspecto que prefiera. Las preguntas son mas generales y el entrevistador actúa como un escucha. Este formato permite evaluar más la personalidad del entrevistado.

Entrevista mixta:

Es una mezcla de las dos anteriores, permite al entrevistador hacer preguntas concretas pero también plantear opiniones y comentarios al entrevistado. Es un tipo de entrevista de trabajo muy utilizado.

Entrevista de estrés:

Para el entrevistador puede ser una entrevista muy interesante, para el entrevistado su peor pesadilla. Aunque ciertas entrevistas contienen unos grados de estrés, esta tiene como objetivo ver tus reacciones bajo presión. Si estás preparado podrás reconocer este tipo de entrevista, es muy común que te estén preguntando algo y de un momento para otro el entrevistador entre en un profundo silencio y se te quede mirando fijante, o te haga preguntas provocadoras u ofensivas, o te deje esperando media hora antes de hacerte la entrevista, etc, el éxito está en mantener siempre la calma y la educación.

Entrevista en panel:

En la entrevista en panel, te encontrarás con que tú eres el único entrevistado y hay un grupo de entrevistadores. Se pretende evaluar desde distintos puntos de vista si su incorporación es positiva para la empresa y, de ser así, en que puesto encajaría más.

Deberás comportarte como en una entrevista normal, contestando a cada uno por separado, mirando a los ojos, calmado y sonriente. Intenta sentirte como parte de un grupo de conocidos y actua de esa manera.

Entrevista en grupo:

Aquí encontrarás muchos entrevistados y uno o varios entrevistadores. El objetivo de este tipo de entrevistas es medir el liderazgo innato en los candidatos, la forma como se interrelaciona con el grupo, y/o características más de comportamiento.

Entrevista telefónica:

En este tipo de entrevistas se pretende hacer una preselección antes de ir a una entrevista personal. Tiene la ventaja que produce menos nerviosismo, pero tiene la desventaja que no sabes quién te entrevista y que no puedes usar tu presencia como una ventaja.

Si pretenden hacerte una entrevista telefónica y te toman por sorpresa sin estar preparado, da alguna excusa como "perdone pero no estoy preparado ahora mismo" o "que no puedes hablar en ese momento" y que te confirme en qué otro momento se podría realizar, asegurándote de obtener el nombre de la persona con la que vas a hablar. A partir de ahí repasa tu Curriculum Vitae, tus notas sobre esa empresa, el anuncio de la oferta de empleo y te preparas mentalmente para ser entrevistado. Si, por el contrario, lo único que quieren es hacerte unas pequeñas preguntas para filtrar candidatos antes de la entrevista, comportate de modo natural y distendido, demostrando siempre que tienes mucho interés en trabajar para ellos.

Cómo Hacer una Entrevista

¿Cómo me puedo preparar para una entrevista laboral?

Tómate mucho tiempo para llegar hasta el lugar de la cita.

Pregunta si hay posibilidad de aparcar el coche en un parking cercano.

Apúntate bien el lugar y la hora exacta de la reunión, el nombre completo de la persona que te entrevistará, y su cargo.

Investiga la empresa a través de Internet o documéntate lo mejor que puedas para saber los hechos más importantes, las ventas anuales, o las principales líneas de negocio.

Ponte la ropa más 'profesional' que tengas. Utiliza un traje, con colores neutrales, y ten cuidado con el olor de la colonia, el maquillaje y las joyas.

Organiza la reunión la noche antes. La ropa que llevarás, la cartera y una lista con todo preparado. Y descansa lo máximo que puedas.

Relee tu currículum antes de la entrevista.

Llega tranquilo y con confianza. Trae varias copias de tu currículum y da una lista de tus referencias. Saluda a tu entrevistador con un apretón de manos firme y una sonrisa entusiasta.

Cómo hacer una entrevista perfecta

Busca un aspecto correcto

Este consejo básico, tan obvio en apariencia, es quizá el que más frecuentemente queda incumplido. Para muchas personas, especialmente los jóvenes, llevar un traje sastre o una corbata. Pero, incluso para aquellas empresas que no fuerzan en sus empleados un código de vestir, cierta corrección en las vestiduras es importante, especialmente en las primeras ocasiones. Recuerda siempre que cuando vas a una entrevista de trabajo es primordial causar una buena primera impresión.

En esta sociedad las cosas siguen entrando por los ojos, y, aunque no tenga nada que ver, un primer juicio de valor siempre se hace en base al aspecto. Por ello es tan recomendable presentar siempre un aspecto pulcro, arreglado y aseado. Cuando queremos comprar algo el aspecto del vendedor nos infunde confianza o sospecha, y de ello dependerá que al final compremos o no. Pues bien, en una entrevista de trabajo vosotros sois los vendedores y el producto.

Claramente, esta imagen clásica incluye en no pocas ocasiones otros factores aparte de la ropa, tales como el pelo (su longitud, su color, su estilo) y otros complementos corporales. ¿Dónde poner el límite? Primero tenéis que conseguir el trabajo, y luego podréis preocuparos de esa otra cuestión.

Conoce tu propio Curriculum

Cuando vas a una entrevista suele ser porque ya has pasado una primera criba con tu Currículum Vitae (CV), pero eso no significa que no te vayan a preguntar acerca de él. Por eso, tendrías que ir preparado para contestar a todo tipo de preguntas, incluso algunas que tienen su respuesta en el CV. Esto es muy fácil de hacer, basta con ir repasando punto por punto, con el CV delante, pensando en cómo podrías extender la información que ofreces, qué más datos pueden resultar interesantes, qué puede despertar la curiosidad del entrevistador... Ahora que empieza a implantarse cada vez más la costumbre de incluir el epígrafe "Aficiones", no deberías sorprenderte de que tu interlocutor comparta alguna de ellas, y esto puede jugar a tu favor, siempre que seas capaz de hablar inteligentemente de ella.

Piensa en todo lo que aparece escrito, ¿cómo fue la estancia en la Universidad, o en el Instituto? ¿Dónde, cómo y por qué conseguiste esas otras habilidades y/o conocimientos que no forman parte de la vida o el temario académico normal? ¿Por qué dejáste o te echaron de ese otro trabajo? ¿Qué crees que puedes aportar a la empresa? Para todo esto y más tienes que tener una respuesta. Incluso para la más desestabilizadora e inesperada de las preguntas, hecha, a menudo, con la intención de pillarte por sorpresa y tantearte un poco.

Habla con claridad y corrección

No es tan difícil, y en ocasiones puede incluso arreglar una primera impresión negativa. Recuerda que estamos hablando del mundo laboral, y tú estás tratando de vender una idea, la idea de que eres óptimo/a para ese puesto. Eso incluye el concepto de que sabes expresarte, y saber expresarse significa no sólo hablar con un tono claro y seguro, y con confianza (recuerda que estás sometido a un examen, pero que todas las preguntas que te hagan son preguntas de las que sabes la respuesta), sino también utilizar un lenguaje correcto. No tienes que ser refinado, ni culto, basta con ser correcto. Así como no le hablas igual a tus padres que a tus amigos, tampoco debes hacerlo con tus jefes. Las palabras coloquiales, como las prendas o complementos informales, déjalas para cuando lleves un tiempo en la empresa.

Sé también preciso, no te explayes dando información que no te ha sido preguntada. Ve siempre al punto, al quid de la cuestión. Nada de detalles vagos. Sólo se responden de forma abierta las preguntas abiertas. Pero si te preguntan algo concreto, responde algo concreto.

Por último, sé amable. Tienes que mostrar que te puedes integrar en la empresa, que vas a congeniar o que es fácil congeniar contigo, que tu entrada no va a suponer problemas de adaptación ni para tí ni para tus futuros compañeros de trabajo.

Controla tus gestos

Son muchas las empresas que utilizan los servicios de psicólogos o ejecutivos con un entrenamiento específico para la lectura del lenguaje corporal. Ten por seguro que todo lo que hagas en presencia de una de estas personas será analizado en detalle, desde la postura en la que te sientes hasta dónde y cómo apoyes las manos, pasando por dónde posas la mirada y cómo mueves las manos. Y todo tiene un significado.

Es normal estar nervioso/a ante una entrevista de trabajo, pero piensa no te van a preguntar nada que no sepas. Son muchos los gestos que denotan nerviosismo, pero tampoco te tienes que preocupar por eso, ellos ya saben que estás nervioso/a; buscan otras características en tu personalidad. Tienes que ser una persona segura de tí misma, y saber exactamente quién eres y qué es lo que quieres. ¿Qué más tienes que saber?

No cruces ni brazos ni piernas. Eso es adoptar una postura defensiva, parece que te tienes que cubrir de algo. Como obviamente no tienes miedo del/ de la entrevistador/a, a lo mejor temes que él o ella descubra algo que quieres ocultar. ¿Quizá en tu CV? Si eres una persona segura de tí misma no tienes miedo, si no tienes miedo no tienes que cubrirte, si no tienes que cubrirte no tienes porqué cruzar los brazos o las piernas.

Tampoco exageres tu confianza. Siéntate derecho, con la espalda recta, pues si te recuestas en demasía das la impresión de estar relajado/a, quizá exagerando para dar una impresión que no es cierta, o porque la otra persona no te inspira respeto. Nunca quedes como un/a mentiroso/a ni como un/a irrespetuoso/a.

Las manos, quietas en la medida de lo posible. Los españoles, como pueblo latino, somos dados a gesticular, y eso no es malo. Pero tampoco hace falta estar siempre con aspavientos, pues si necesitas gesticular para hacerte entender entonces es que no te estás expresando con claridad. Mantén las manos apoyadas en las piernas, o en las rodillas. No cojas los brazos de la silla, o del sillón, ni juntes las manos en tu regazo. No juguetees con nada.

Sonríe. No te quieren contratar por tu simpatía, pero si el ambiente lo permite, no tienes porqué estar serio/a. Tienes que ser una persona de fácil trato que se va a integrar en su empresa. La depresión puede ser causa de baja médica, pero ninguna compañía ha tenido que perder nunca horas de trabajo de uno de sus empleados/as por su alegría o simpatía.

Mira a tu interlocutor a los ojos. Ser tímido/a no es un delito, pero si tienes confianza en tí mismo/a, tienes que ser capaz de mirar a los ojos a la gente con la que hablas. Si miras a otro lado o mientes o tienes miedo. Ninguna de estas dos opciones te ayudará a conseguir ese puesto.

En conjunto, tienes que mostrar respeto, atención, confianza, interés, y facilidad de trato. El puesto de trabajo es importante para tí, y también lo es quien te entrevista.

Sé tú mismo/a

Aquí viene la contradicción. ¿No te acabamos de decir qué es lo que tienes que hacer? ¿Significa eso que todo lo que acabas de leer es mentira?

No. Tienes que hacer todo lo anterior, pero sin olvidar nunca quién eres. Tu experiencia, conocimientos o, simplemente, interés, te hacen la persona adecuada para ese puesto. Tienes que transmitir esa idea, pero en tu trabajo está siempre incluida la posibilidad de mejorar, y sólo lo vas a conseguir si te gusta lo que haces. Quien te entrevista no quiere que le des la razón como a los tontos, sabe que puede escuchar alguna respuesta que quizá no le guste del todo, pero si te das cuenta de eso, tienes que ser capaz de convencerle de que tienes la suficiente capacidad e interés para hacer que eso no represente un problema. Si estás haciendo una entrevista para un trabajo en el que probablemente vayas a estar más de dos meses, la empresa quiere saber de antemano que tú no vas a representar un problema, que tu personalidad se puede adaptar o complementar a las de los demás empleados, y eso no pueden saberlo si no les muestras antes cómo eres.

Si contentas como un robot, sin emoción, será más difícil integrarte en el grupo, y para eso siempre pueden comprar otro ordenador.

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!