Manualidades, Arte y Artesanía

Historia de Manualidades, Tipos, ¿Qué Es?, Definición

Manualidades

Las manualidades, en términos generales, son trabajos efectuados con las manos, con o sin ayuda de herramientas. También se denomina así a los trabajos manuales realizados como actividades escolares por los propios alumnos.

Generalmente se denomina así a aquellas labores en las que se busca una realización personal, una creatividad casera, o en la mayoría de los casos una forma de desconectar del trabajo o bien como entretenimiento para combatir el tedio o el aburrimiento.

¿Qué son las Manualidades?

Las manualidades, en términos generales, son trabajos efectuados con las manos, con o sin ayuda de herramientas. También se denomina así a los trabajos manuales.

Generalmente se denomina así a aquellas labores en las que se busca una realización personal, una creatividad casera, o en la mayoría de los casos una forma de desconectar del trabajo o bien como entretenimiento para combatir el tedio o el aburrimiento y en otros casos también como un negocio rentable.

Tipos de Manualidades

  • Trabajos con cuentas, miniaturas, abalorios, cuerdas, corcho, plastilina, yeso, escayola, marmolina, alabastrina, estaño, resina...

  • Pirograbado, bordados, bolillos, punto de cruz, patchwork, macramé.

  • Craquelado, decoupage, realizaciones con masa de sal, miga de pan, papel maché, mosaicos, repujado de cuero, exlibris, origami, papiroflexia, casas en miniatura, papeles colores, velas, joyas swarovski, grabado o pintado del vidrio, cerámica artificial, lámparas con la técnica Tiffanny´s o el emplomado, etc.

  • Repujado en aluminio, en estaño, en plata...

  • Hacer velas, que pueden ser aromáticas, con cera líquida o decoraciones en su interior y/o exterior.

  • Técnicas de Artesanía como: albardonería, alfarería, bambú, bisutería, calderería, cantería, carpintería, cerrajería, damasquinado, ebanistería, encuadernación, forja, fundición, guarnicionería, herrería, marroquinería, mueble, orfebrería, pasamanería, platería, policromía, serigrafía, talabartería, tapicería, taxidermia, tonelería...

  • La carpintería en sí misma es una rama de las manualidades que representa un arte en sí mismo.

  • Reciclaje de todo tipo.

  • La cocina también es un punto importante ya que allí podemos ser creativas agregando ingredientes, inventando nuevas recetas, decorando los platos, etc.

  • Todo los materiales de pasamería, ya que con ello se puede crear un sin fin de cosas.

Pero para realizar todas las maravillas que nuestras manos puede hacer es necesario tener el condimento de la “CREATIVIDAD”, ya que ser Creativos nos facilita resolver los problemas a los que nos enfrentamos cotidianamente, nos permite crear nuevas posibilidades y oportunidades, abrir nuevos caminos para nuestra vida, establecer nuevas y más fructíferas relaciones, generar condiciones de satisfacción, inventar propuestas y servicios para la comunidad, re-crearnos continuamente. Para crecer como personas, como familia, como profesionales, como empresa o como sociedad necesitamos comenzar a desarrollar y aplicar nuestra creatividad.

Arte, Artesanía y Manualidad

La manualidad es una actividad útil y provechosa sin duda alguna, la cual es valorada por todos nosotros. Es indispensable tener en claro en qué consiste la manualidad.

Debemos entender por manualidad toda labor hecha mediante las manos, en principio, como su palabra lo sugiere. Pero esta definición es insuficiente, pues el arte y la artesanía también pueden ser realizados mediante las manos, pero no por ello se convierten en manualidad.

La manualidad implica además el conocimiento parcial de una cierta técnica para realizar algo, técnica perteneciente a un oficio y que ha sido tomada aisladamente para realizar una cierta cosa sin mayores conocimientos. El conocimiento implicado en la elaboración de una manualidad está limitado a la misma técnica ejecutiva, sin un conocimiento a fondo de las mismas, aplicada de manera ejecutoria; es una información breve y simple, indispensable para una ejecución exitosa. No se está enseñando un oficio, sino de cómo aplicar una de sus técnicas en un caso particular.

Por ejemplo: si se trata de enseñar cómo pintar una cajita de madera, no se comienza por la teoría del color, ni se comenta el Tratado de la Pintura de Leonardo, ni se estudian los impresionistas; simplemente se indica una receta y se muestra el proceso. Es una enseñanza para el caso, no para el adiestramiento de una capacidad o dezarrollo de los conocimientos inherentes al oficio.

Esto está muy bien, pues es una actividad creativa, muy al alcance de todos para así poder auto descubrirse como personas con capacidad de hacer. Es una actividad que además de los resultados prácticos, es autovaloradora. Algo más pretensioso o específico o completo, inmediatamente reduciría su amplio y ameno alcance educativo, pues no todos serían capaces de realizarlo por falta de habilidad o por careces de los medios a su alcance a causa de su complejidad.

En la actualidad la gente compra todo hecho, y se olvida que es capaz de hacer cosas muy bonitas y con un toque de personalidad. El ser humano tiene algo muy valioso, que lo acerca a lo Divino, como dirían Pitágoras o Platón, y es su capacidad de crear, para no estar inactivo, de hacer, de modelar. El ser humano tiene la capacidad de ser creativo y la obligación de no desperdiciar este don por negligencia.

La manualidad además es una muy buena manera de no darle espacio a la pereza y al aburrimiento, y aún más importante: para descubrir que quizá uno tiene un cierto talento para determinada actividad, y que podría hacer uso de él.

Hacer uso de él no implica necesariamente un beneficio económico. Puede que sirva como una buena descarga a tierra, una excelente terapia. Quizá resulte una experiencia moralmente enriquecedora.

En contrapunto, he comprobado que cierto número de personas piensan que lo único que existe es la manualidad, y creen que los oficios y las artes son meras manualidades que pueden ser entonces aprendidos o abordados de la misma manera.

Tales personas son ignorantes de, y tal vez siquiera sospechan, lo mucho de esfuerzo, tiempo, dedicación y estudio constante, sacrificios y autosuperación que conllevan ser realmente bueno en un arte u oficio. Esto lo sabe quien lo ha vivido.

El Arte, un escalón por encima del oficio, viene cuando tienes algo para expresar mediante tu oficio, en el cual tienes maestría.

Historia de las Manualidades

Durante los siglos siguientes se mantuvo el concepto Platónico del Arte, el cual incluía por definición a toda actividad que hoy día podríamos llamar técnica o científica: el trabajo en hierro era un arte, la guerra, la medicina, la ingeniería o las matemáticas por citar algunas.

Hacia el Medioevo, las artes abarcan todos los oficios, y sobresalen sin lugar a dudas las cofradías de constructores, que combinaban técnica de construcción de edificios con la experiencia religiosa o mística. Resultado de esta combinación son las maravillosas catedrales de Europa.

Hacia 1500, con el Renacimiento, las artes comienzan lenta pero progresivamente a diferenciarse de las ciencias.

Hasta aquí arte y ciencia corrían emparentados, y la ciencia era una modalidad de arte. La ciencia entonces tenía una dimensión humana y contemplativa, siendo un soporte para el arte, y viceversa. Sin duda alguna, el mayor exponente de la época es el ya citado Leonardo, que incursiona entusiastamente en cuanta actividad se le cruza: pintura, escultura, dibujo, diseños de ingeniería, fundición de metales, botánica, narrativa, anatomía humana, física, química.

Comienza entonces a hacerse una diferenciación cada vez más nítida entre arte y ciencia, llegando a ser inclusive actividades sin puntos de conexión común, como si se tratase de actividades contrapuestas e irreconciliables. El arte queda relegado a la emotividad, al emocionalismo, y ciencia corresponde exclusivamente al dominio intelectual.

El Renacimiento finaliza hacia mediados del 1600, fecha a partir de la cual sólo se crean obras artísticas que remedan lo ya hecho, sobre ornamentadas, con un acabamiento pedantesco, y sin mensaje. Salvo escasas excepciones todo es más de lo mismo.

Entonces comienza en Europa hacia 1700 una explotación comercial del recurso artístico en forma de todo tipo de objetos decorativos o de uso diario, y es entonces cuando surge una nueva división en el concepto de arte: la diferenciación entre artista y artesano, el artista es ahora alguien cuya labor es jerarquizada, que crea libremente, y que mediante su técnica refinada crea de manera innovadora transmitiendo algún mensaje, sugiriendo mediante formas aquello que se hace difícil expresar mediante palabras, explorando y generando temas o medios de comunicación. El artesano en cambio queda reducido al ámbito de quien domina la técnica que practica, repite y recrea aquello que toma de los artistas, difundiéndolo, esto en el mejor de los casos; posteriormente pasa a ser simplemente un manufacturador de productos de neto corte comercial, que no ha creado él personalmente, sino que le han impuesto hacer repetitivamente, llegando entonces a la manufactura, es decir a la manualidad.

www.Santificacion.Info
¡DVDs, Libros y Artículos Gratis!
FREE DVDs & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL OUR DVDs & VIDEOS FOR FREE!